MTN Water Based, todo lo que necesitas saber

26 abril | SprayPlanet | Categoría: Montana Colors
Tags: 

Todo lo que necesitas saber sobre los MTN Water Based 300
 
El Water Based es un revolucionario aerosol de propiedades únicas que ha marcado un antes y un después en el mundo de la pintura en spray. A continuación, vamos a desgranar, paso a paso, toda a información fundamental que acompaña a este producto, así como algunas cuestiones de interés.
 
Una pintura revolucionaria
 
El año 2014, Montana Colors lanza de forma pionera el MTN Water Based, un spray de 300 ml de pintura en base agua. Partiendo con una gama de 52 colores, este formato se presenta con acabado mate y baja presión.
Este modelo nace como solución a dos cuestiones importantes planteadas por Montana Colors.
Por un lado, el trabajo de estudio ha pasado a ganar notable importancia en la cultura del arte urbano y el graffiti. Como afición o como objetivo profesional, el trabajo de estudio forma parte de la evolución lógica en el proceso creativo de muchos escritores y artistas urbanos. Así pues, crear una herramienta en aerosol perfeccionada para este uso era una cuestión necesaria.
En segundo lugar, la evolución tecnológica el mundo del aerosol está trabajando en la búsqueda de nuevas fórmulas que tengan un impacto químico, sensitivo y ecológico menor. Un spray de pintura base agua es un paso importante en esta dirección ya que se trata de una pintura sin disolvente cuyo impacto en el medio es mínimo.
Tratándose del primer aerosol comercial de composición acuosa, Montana Colors no perdió la oportunidad de bautizarlo con un nombre tan genérico como MTN Water Based 300.
 
 
Manejable, inodoro y versátil
 
Los 300 ml de su formato también surgieron como una novedad. A medio camino entre el estándar de 400ml y los 250 ml del antiguo MTN Alien, la lata de los MTN Water Based ofrece una comodidad y un confort a la altura de las exigencias de los trabajos para los que ha sido concebido. Y es que uno de los problemas de los sprays convencionales para uso sobre lienzos o láminas era su aparatoso tamaño que dificultaba un uso con precisión. Además, al tamaño del aerosol ofrece importantes ventajas a la hora de ser almacenado.
Tratándose de una pintura con base acuosa, el agua sirve de disolvente haciéndola perfecta para experimentar con diferentes herramientas y fácil de mezclar con otros colores una vez aplicada.
Con estas características, el Water Based 300 es el aerosol perfecto para el trabajo de estudio. Su formato, las propiedades de su pintura y, sobre todo, el bajo olor de su pintura gracias a las resinas que las componen, le han convertido en el spray preferido para trabajar en interior.
Cuadros, bocetos, esculturas… sus posibilidades son ilimitadas.
Un spray de pintura nunca deja de servir para pintar graffiti. Así que el MTN Water Based 300 sigue siendo perfectamente válido para ese menester, siendo sus propiedades especialmente útiles en la realización de piezas o decoraciones interiores o en lugares con poca ventilación. A su vez, también es excelente para la realización de shows y pintura en vivo ya que no existe el problema del olor a disolvente, como sucede con otro tipo de aerosoles.
 
 
Colores por un tubo
 
El MTN Water Based salió a la palestra con nada más y nada menos que 52 de colores originales, cuyas nomenclaturas tiene su origen en los pigmentos que se utilizan en las pinturas artísticas. De esta forma, el abanico de colores adquiere su propia identidad respecto a las gamas de Hardcore o 94 y facilita la identificación de los tonos por parte de los usuarios que vengan del mundo del arte.
 
 
Del estudio al layup
 
El mundo del graffiti tiene la particularidad de adaptar para el graffiti productos diseñados con una finalidad concreta totalmente diferente. Los marcadores squeezers, los griffin mol para zapatos, los rotuladores de pegamento Kores o la laca de bombilla son algunos ejemplos.
Pues bien, con los MTN Water Based 300 sucede algo similar. Muchos escritores han trasladado esta herramienta artística para sus intervenciones ilegales. Y es que, al ser un aerosol difícil de detectar con el olfato, el MTN Water Based 300 se convierte en el aliado perfecto de los escritores furtivos que intentan pintar en las cocheras de trenes y metros sin ser percibidos.
Berlín, Barcelona, Madrid o Bucarest son ciudades en las que los escritores suburbanos consideran al spray base agua de Montana Colors una herramienta imprescindible para no acabar la acción en el "hotel cuatro rejas".